El estudio de Arquitectura David Olmos materializa y diseña casa privada como un espacio cómodo, habitable y funcional.

Tras visitar con los propietarios varias fincas encontraron la parcela perfecta, próxima a la ciudad de Gijón, orientación Sur, vistas y unos 1.000m2 superficie con orografía prácticamente llana.

Se dispone de una casa en forma de L que sigue la geometría más regular de la parcela coincidente con la parte trasera de la finca, de tal manera que se consigue una mayor cantidad de espacio libre hacia la mejor orientación. Dispone de dos accesos, uno peatonal que se introduce en la intersección de la L a modo de bisagra y otro rodado en la fachada posterior.

El programa se desarrolla en tres plantas, Planta sótano, donde se ubica el garaje, gimnasio, bodega, trastero e instalaciones; planta baja, donde se desarrolla casi todo el programa vividero con las zonas de día y de noche y la planta primera, donde se ubica el estudio, volcado especialmente hacia el salón mediante una doble altura. Todas las plantas se unen verticalmente mediante una escalera de chapa plegada dispuesta en la intersección de ambos lados.

El estudio de arquitectura procura establecer un desarrollo horizontal, fluido y continuo entre todas las estancias, acentuándose con la utilización de un mínimo número de materiales. Tanto las zonas de día como de noche se encuentran abiertas al jardín, con amplios huecos que van de suelo a techo en el caso del comedor-salón, y de menores dimensiones en los dormitorios para conseguir una mayor intimidad. Estas estancias están precedidas de elementos de protección solar como son el voladizo en las habitaciones y el porche en el comedor-salón. En la orientación Noroeste se adosan al cuerpo principal dos volúmenes iluminados cenitalmente que alojan los baños y vestidor, los cuales se revisten de zinc para otorgar un mayor contraste al conjunto.

 

“Un proyecto que busca coser verticalmente los espacios de la planta baja y sótano mediante patios acristalados proporcionando un interior lleno de luz”.

 

Tanto en el exterior como en el interior predominan los contrastes de materiales y colores jugando siempre con el blanco como el material dominante y los tonos grises oscuro en carpinterías revestimientos, escalera, cocina y suelos FLINT.

El estudio de Arquitectura David Olmos, elige el revestimiento FLINT HI-FLOOR para el suelo de esta vivienda privada. Combinan la referencia SAWED GREY OAK – 210 de la colección LIVING FLOOR con el dominante blanco, una combinación perfecta que le aporta calidez, así como las más exigentes características de suelo resistente y duradero para una familia joven y numerosa con unas necesidades diferentes a las convencionales.

 

Créditos:

Localización: Gijón(Asturias), España

Año: 2018

Superficie: 450 m2

Arquitecto: David Olmos Arquitectos

Suelo: FLINT (Sawed Grey OAK Ref. 210)

Fotografía: Luis Díaz Díaz

Mobiliario: Alea Gestión (Vitra)

Vestuario: Aloha Tata